En cuanto a los músicos, si bien antiguamente se contaba con cuadrillas numerosas para la organización de bailes, el papel de estos para con la Hermandad iba mucho más allá, pues su música y canto explicaban en castellano las distintas partes de la liturgia cuando aún se celebraba en latín, lo cual suponía un verdadero problema de compresión para los devotos de entonces.

Hoy la cuadrilla de músicos sigue constituida básicamente por coros de voces acompañados de instrumentos de viento, cuerda y percusión. En la mayor parte de su repertorio se percibe una doble influencia: la primera, del norte de España, con jotas como la “Jota de la Pascua” y la “Jota de la Puebla” y la segunda, del sur, con los Fandangos y las Mazurcas y unas piezas musicales que se interpretan en los recorridos de en los que intervienen los Cascaborros, llamadas “Cascaborreros”, unos bailes adaptados en los que se repiten de forma continua el primer paso de las seguidillas, muy propias y características de estas Fiestas. También destaca del repertorio “La Manuela”, su canción más conocida, un verdadero himno para todos los Poblatos y Poblatas…

Cascaborros, Inocentes, Cuadrilla de Músicos, Alabarda, Portador, Hermanos…, es una inmensa suerte que todos estos personajes hayan podido sobrevivir al paso del tiempo hasta hoy, dando cuerpo a una tradición de más de cinco siglos y reconocidas hoy en día como Fiestas de Interés Turístico de Andalucía.

Haz click aquí para escuchar la música de la Pascua.