La dominación musulmana comenzó en España en el año 711 con la batalla de Guadalete, donde fue derrotado el último rey godo, don Rodrigo, terminado el año 1492 por la entrega de Granada a los Reyes Católicos.
El casamiento de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando se efectuó el 8 de octubre del año 1469, siendo arzobispo de Toledo don Alfonso Carrillo; el año de 1504, muere la reina Isabel y en el año de 1506 el rey don Fernando casa de nuevo con Germana de Foix.

Don Fernando el Católico es proclamado rey por el tratado de Trujillo en el año de 1479, por el fallecimiento de su padre, don Juan II, y en el año de 1516 fallece también don Fernando el Católico.
El poderío musulmán se afianza en el reino de Granada, último baluarte de la dominación, después de la muerte de Alfonso XI, allá por el año de 1238, siendo por lo tanto 254 años de lucha hasta su total derrota.
En el año de 1324, reinando Ismail I (1314 – 1325) venció a los infantes don Juan y don Pedro en la vega de Granada, siguiendo con su ejército hasta la toma de Huéscar, siendo empleando por primera vez en Occidente un cañón de pólvora.

Pero ya a partir del 1482, reinando en Granada Albulhasa (Muley-Acen) los Reyes Católicos dieron comienzo los preparativos para la batalla final de reconquistar Granada; en los años de 1490 – 1491 son conquistadas Ronda, Baza, Málaga, Almería, y Guadix, dando lugar a que sus habitantes, por miedo a las represalias de los musulmanes, muchos marcharon y se refugiaron en lugares más apartados y tranquilos, y parece ser hasta Huéscar y su ciudadela y al lugar de la Bolteruela, anejo de Huéscar, hoy Puebla de Don Fadrique; éste era un pequeño grupo de casas aisladas, no teniendo fecha exacta de su fundación, pero sí de bastantes incursiones moriscas, de donde parece ser, y para poder contrarrestarlos, se fundó la milicia que se les llamó los Cascaborras.
Ya a partir de estas fechas se fue cercando más el cerco, hasta que el día 2 de enero del año 1492 se rindió Granada a los Reyes Católicos, siendo entregadas las llaves de la ciudad por el último rey, Boabdil.